TOP

La tecnología inalámbrica de corto alcance (NFC) está pasando a formar parte de la vida cotidiana y se utiliza de forma extensiva para aplicaciones de telefonía inteligente como Google Pay, Apple Pay y tarjetas de fidelización digitales. NFC es también una de las tendencias de  más rápido crecimiento en el mercado de la seguridad y el control de acceso. Los usuarios finales están pidiéndola y cada vez hay más fabricantes de lectores de tarjetas que introducen la función NFC en sus dispositivos.

Antes de pasar a las ventajas y los desafíos que supone para el control de acceso, echemos un vistazo a qué es realmente la función NFC.

¿Qué es la tecnología inalámbrica de corto alcance?

La tecnología inalámbrica de corto alcance o NFC es una tecnología que permite que dos dispositivos electrónicos se comuniquen de forma inalámbrica a una distancia de 4 cm o menos. Al igual que las tecnologías de identificación por radiofrecuencia (RFID) DESFire y MIFARE, funciona a 13,56 MHz.

¿Cuál es la diferencia entre NFC y RFID?

La RFID permite identificar elementos usando ondas de radio. La NFC se basa en los estándares RFID y da un paso más allá. NFC no solo permite identificar elementos, también permite intercambiar datos de forma segura a través de la comunicación sin contacto y de igual a igual. De esta manera, un dispositivo NFC puede funcionar como una etiqueta (simulando una tarjeta) y un lector, y la información puede transferirse de forma inalámbrica entre los dos dispositivos NFC.

¿Cómo se utiliza NFC en el control de acceso?

Los fabricantes de lectores de tarjetas están empezando a integrar la NFC en los lectores y están creando aplicaciones para que puedan almacenarse las credenciales de control de acceso en dispositivos como teléfonos inteligentes. Esto significa que las personas podrán utilizar su teléfono inteligente o un dispositivo similar para obtener acceso físico, en lugar de usar una tarjeta de control de acceso.

La integración de la funcionalidad NFC en un lector de tarjetas hace que este disponga de varias tecnologías, gracias a la capacidad de leer varios tipos de comunicación. Por tanto, un solo lector de tarjetas como NVite de Nedap puede configurarse para leer DESfire, MIFARE, proximidad, QR, Bluetooth de baja energía (BLE, por sus siglas en inglés) y credenciales NFC, y, por tanto, ofrecer mucha más flexibilidad.

Las ventajas de NFC para los sistemas de control de acceso de puerta inalámbricos

La integración de la comunicación cercana en el control de acceso físico aporta una serie de ventajas.

  • Actualizaciones más fluidas

El uso de los lectores con NFC permite una transición más llevadera al reducir progresivamente tecnologías más antiguas e introducir tecnologías nuevas. Por ejemplo, las personas pueden seguir usando sus tarjetas DESFire a la vez que comienzan a utilizar las credenciales móviles.

  • Ahorros de costes

Las organizaciones podrán decidir si ya no necesitarán más tarjetas de control de acceso físico, ya que la NFC permite almacenar las credenciales de control de acceso en los teléfonos móviles. De esta manera, pueden eliminarse los costes de compra y personalización relacionados.

  • Comodidad

A la gente le encanta la facilidad de mantener las credenciales de control de acceso en su teléfono móvil y no tener que recordarlas ni llevar también una tarjeta o pase.

  • Menos credenciales extraviadas

Normalmente, se suele tener más cuidado del teléfono móvil que de la tarjeta de acceso, así que es menos probable que se olvide o extravíe. Esto no solo aporta mayor seguridad, sino que reduce el tiempo de administración y los costes relacionados con la sustitución de tarjetas perdidas y la entrega de tarjetas temporales.

  • Mayor precisión

Según un estudio, cuando las personas olvidan su pase de trabajo, a menudo optan por colarse con el compañero que pasa delante en lugar de pedir una tarjeta temporal. Esto puede tener un impacto considerable en los datos de control de acceso, por no hablar de la seguridad y la protección. Por ejemplo, puede afectar a los pases de lista para evacuaciones, los registros de auditoría y la generación de informes. Con las credenciales NFC probablemente se reducirá el número de personas que se cuelan con el compañero de delante, ya que normalmente nos acordamos de llevar el teléfono.

¿Cuáles son los mayores desafíos para la NFC en el control de acceso?

Aunque el uso de teléfonos móviles para las credenciales de acceso tiene ventajas sobre el uso de tarjetas, hay también algunas consideraciones importantes.

Menos cómodo de lo que parece

Para utilizar el control de acceso habilitado con NFC, a menudo se asume que se trata simplemente de llevar el teléfono móvil. Sin embargo, esto no es así, hay que cumplir varios criterios. El teléfono debe:

  • Ser un teléfono inteligente.
  • Estar equipado con la aplicación y la credencial correcta.
  • Estar encendido, tener suficiente batería y tener activada la función NFC.

La mayoría de lectores de credenciales también necesitan que las personas completen una o dos acciones. Por tanto, deben:

  • Desbloquear el teléfono para que la pantalla esté activa.
  • Orientarlo hacia el lector.
  • Activar el teléfono (u otro movimiento secundario) para confirmar que necesitan acceso.

Limitaciones de la tecnología

Puesto que los diversos sistemas operativos como Android y Apple tienen actualizaciones periódicas, es posible que los teléfonos inteligentes más antiguos no puedan instalar las aplicaciones NFC. Además, puede que algunos teléfonos sencillamente no tengan suficiente espacio para otra aplicación.

Si alguien cambia de teléfono, puede que también tenga que descargar una aplicación NFC y solicitar su credencial de nuevo. Las credenciales, con algunos sistemas, también quedan bloqueadas en un teléfono y no pueden reutilizarse, de manera que esto implica un segundo cargo para otra credencial. Todo esto necesita un tiempo para procesarse.

Si alguien llega y su teléfono no tiene batería, hace falta contar con un plan B. Las entradas habilitadas con NFC podrían, por ejemplo, adaptarse con un intercomunicador para realizar la verificación por vídeo. O bien, podrían instalarse estaciones para cargar las baterías de los teléfonos en las proximidades.

Riesgos cibernéticos y ataques informáticos

Las tarjetas físicas DESFire EV2 (y próximamente EV3) pueden usarse indebidamente si caen en malas manos. No obstante, los datos guardados en la tarjeta, que posteriormente se transfieren, están cifrados a un nivel muy alto –a menudo hasta AES 128 o superior. Mientras que algunas credenciales móviles son números simples guardados en una aplicación y transmitidos por comunicación cercana. Por tanto, existe un riesgo mucho mayor de que estos números puedan interceptarse y utilizarse para actividades delictivas.

¿Cómo se integra la tecnología NFC en el control de acceso AEOS de NEDAP?

Además de desarrollar nuestro lector móvil, NVite, nos hemos asociado con diversos fabricantes de referencia que han integrado sus soluciones NFC en AEOS. Esto proporciona a los clientes de AEOS mayor libertad y flexibilidad. Pueden elegir las mejores tecnologías y la soluciones de NFC y BLE que mejor se adapten a ellos. Además, no están limitados a utilizar un solo proveedor de sistemas o lectores;

lo que también significa que pueden emitir credenciales móviles a las personas en su sistema usando el mismo proceso por el que se emiten las tarjetas físicas. Por tanto, no tienen que utilizar una segunda plataforma para administrar las credenciales móviles.

Elige la tecnología apropiada para ti

Las tecnologías actuales para lectores de control de acceso en puerta incluyen tarjeta inteligente, QR, NFC, BLE, banda magnética, Wiegand, además de lectores inalámbricos. Pero, ¿cuál es la mejor opción para tu sistema y organización? Consulta nuestra guía para elegir la correcta tecnología de tarjetas para obtener más información y asesoramiento.

Descargar ahora

¿Deseas obtener más información sobre el control de acceso y la preparación para el futuro de su protección? Siempre estamos dispuestos a ayudar, simplemente ponte en contacto.