TOP

El rápido desarrollo de la tecnología de reconocimiento biométrico ha propiciado que los sistemas de seguridad biométrica se utilicen cada vez más para el control de acceso físico. Y no solo en ubicaciones de alta seguridad como bancos, sino también en entornos que requieren niveles de seguridad más bajos como complejos de oficinas. Está abriendo nuevas oportunidades para mejorar la protección de las personas, los lugares y los bienes y, además, ofrece métodos más sencillos para que las personas se identifiquen.

¿Qué es la seguridad biométrica?

Implica el uso de software de seguridad biométrica para el reconocimiento automatizado de personas basándose en sus características conductuales o biológicas. La tecnología biométrica que más se utiliza en la actualidad en el control de acceso físico es el reconocimiento de la huella dactilar. El motivo es que su precio es más bajo. Entre los sensores de huella dactilar 2D, los sensores multiespectrales suelen ser una mejor opción que los sensores ópticos. Su coste es ligeramente superior, pero ofrecen mayor precisión y su rendimiento es más fiable.

Otros identificadores que se utilizan son las venas de los dedos, las venas de la palma de la mano, el rostro y el iris. En los entornos de alta seguridad, el reconocimiento del iris ofrece la mejor precisión, seguido del reconocimiento de las venas de la palma de la mano. Algunos sistemas de seguridad biométrica verifican la identidad a través de una o más tecnologías de detección, mientras que otros no verifican en modo alguno la identidad para reducir costes.

¿Qué ventajas ofrecen los sistemas de seguridad biométrica?

Seguridad reforzada
Uno de los principales aspectos de los dispositivos de seguridad biométrica es que pueden ayudar a mejorar la protección. Es mucho más difícil clonar o robar una huella dactilar, por ejemplo, que una tarjeta de acceso.

En las situaciones en las que es necesario aumentar la seguridad, la biometría también se puede usar para la verificación multifactorial. Por ejemplo, cuando una persona presenta su credencial, después tiene que poner su huella dactilar para demostrar que es quien dice ser. Esto es más seguro que utilizar un PIN para la verificación, ya que este puede ser conocido por otras personas.

Mayor comodidad
Los sistemas de seguridad biométrica también pueden ofrecer más comodidad a los usuarios. Olvidar una llave o una tarjeta es fácil, pero la biometría siempre va contigo. Además, si el identificador permite el reconocimiento manos libres o a distancia, los niveles de comodidad aumentan todavía más: quizás puedas entrar en el edificio simplemente cuando tu cara se escanee al pasar por la entrada.

¿Tienen inconvenientes las soluciones de seguridad biométrica?

Aunque los sistemas de seguridad biométrica ofrecen múltiples ventajas, también presentan problemas e incluso posibles riesgos a tener en cuenta.

Precisión
Aunque la probabilidad de identificar a una persona a través de un dispositivo de seguridad biométrica es alta, la precisión 100 % no está garantizada. Cada tecnología de reconocimiento biométrico presenta sus propias tasas de aceptaciones y rechazos falsos y determinados factores como la luz solar o la limpieza del sensor pueden influir en la precisión.

Privacidad
Según el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), los datos biométricos se clasifican como datos personales confidenciales, por lo que es importante utilizar y almacenar la información biométrica de acuerdo con las normativas locales. En determinados países, por ejemplo, no está permitido almacenar datos biométricos en una base de datos central.

Problemas de registro
Algunos factores como dedos muy secos, huellas dactilares poco definidas, enfermedades en los ojos o iris muy oscuros pueden suponer que un número reducido de personas no se pueda registrar con tecnologías de reconocimiento biométrico.

Uso fraudulento
Si se presenta una fotografía de una huella dactilar o una cara, es posible engañar a algunos dispositivos biométricos, lo que puede suponer un peligro para la seguridad. Algunas soluciones de seguridad biométrica permiten añadir la detección de vida como funcionalidad extra. De este modo, se comprueba que la parte del cuerpo presentada es de una persona viva que está en ese momento frente al sensor.

Algunos inconvenientes
Los usuarios deben estar físicamente presentes para registrarlos con identificadores biométricos, mientras que las tarjetas de acceso o los PINs se pueden preparar con antelación. El uso de los sistemas de seguridad biométrica también suele ser más lento; esto puede ser un problema si es necesario que un gran número de personas acceda dentro de un periodo determinado.

Cumplimiento con el RGPD

En determinados países, para cumplir con las normativas de privacidad locales, es necesario que las plantillas biométricas se almacenen en tarjetas de acceso en lugar de en bases de datos independientes. El aspecto positivo de esto es que cada persona posee y transporta su propia plantilla biométrica y si pierde o le roban su tarjeta, solo esa persona se ve afectada. La desventaja es que la biometría solo se puede usar para la verificación, ya que la identificación se sigue haciendo con la tarjeta de acceso. Además, las plantillas almacenadas en tarjetas suelen tener una resolución más baja, por lo que las características comparativas son más complicadas.

Sin duda, en los próximos años la biometría se utilizará cada vez más en el control de acceso físico. Sobre todo a medida que la tecnología avanza para reducir los riesgos existentes.