TOP

Más que simple seguridad física

Si decides utilizar un sistema de control de acceso, probablemente es porque quieres asegurar el acceso físico a tus edificios o centros para proteger tus ubicaciones, tus posesiones y a tus empleados. Pero esto no es más que el principio de los sistemas de control de acceso. Utilizar el sistema adecuado de la manera correcta puede añadir valor de muchas maneras. Puedes usar este método y los datos que genera para impulsar no solo la seguridad, sino también la productividad, la creatividad y el rendimiento.

Puedes incluso utilizar el control de acceso para aumentar la felicidad y la satisfacción. Esto es muy importante para nosotros, porque creemos que la seguridad no solo está relacionada con la tecnología, sino que tiene que ver con la forma en que las personas viven sus vidas y con ayudarles a que aprovechen al máximo cada día.

Aspectos básicos del control de acceso

Vamos a retroceder un paso y a echar un vistazo a los principios fundamentales y a las técnicas que hay detrás de los sistemas de control de acceso.

¿Cuál es el problema de las llaves?

Muchas organizaciones pequeñas utilizan llaves mecánicas para cerrar las puertas. Pero este método de control de acceso tiene muchos defectos y limitaciones, sobre todo cuando la organización crece. A continuación, se presentan algunos de los problemas derivados de usar llaves.

• Las personas pierden las llaves

Si alguien pierde una llave, tendrás que sustituir el bombín para asegurarte de que la llave perdida no se utilice de manera inadecuada. Una vez hayas reemplazado el bombín, tendrás que dar llaves nuevas a todas las personas que necesiten abrir esa puerta.

• Las llaves no dejan un seguimiento de auditoría

No puedes saber si una persona ha usado la llave para abrir una puerta ni cuándo lo ha hecho, por lo que no sabes quién ha entrado al edificio ni a qué hora.

• Las llaves son difíciles de gestionar

Si alguien necesita acceder a multitud de edificios y salas, tendrá que llevar consigo una cantidad de llaves que no es nada cómoda. Es difícil recordar qué llave abre qué puerta, y etiquetarlas supone un riesgo para la seguridad. Un sistema de control de acceso puede eliminar los inconvenientes de usar llaves mecánicas.

Gestiona:

  • Quién tiene acceso.
  • A qué puertas tienen acceso.
  • A qué horas tienen acceso.
  • En qué condiciones pueden acceder.

Y, lo mejor de todo, es que un sistema de control de acceso permite establecer estos parámetros para cada una de las personas y se pueden actualizar de manera rápida y sencilla en cualquier momento.

Mira el vídeo para saber más acerca de la flexibilidad que ofrece el control de acceso AEOS.

Otros identificadores para una mayor seguridad

A pesar de que las tarjetas de acceso son el método más común para identificarte en un sistema de control de acceso, hay otras opciones, entre las que se incluyen algunas con mayores niveles de seguridad.

Básicamente, se reducen a los siguientes métodos de identificación:

  • Algo que tienes: por ejemplo, una credencial o tarjeta de acceso, o cualquier otra etiqueta identificativa.
  • Algo que sabes: por ejemplo, un código PIN o un nombre de usuario y contraseña (con más frecuencia, para los sistemas informáticos).
  • Algo que eres: identificadores biométricos como tu huella dactilar o el iris.

Cada método de identificación tiene sus pros y sus contras, por lo que el método que elijas dependerá de la situación.

Para aumentar los estándares de seguridad, puedes combinar dos métodos de identificación distintos; por ejemplo, una credencial de acceso y un código PIN. A esto se le llama verificación. Puedes utilizar el primer método para identificarte y el segundo para verificar que realmente eres tú.

Consigue asesoramiento de expertos a medida

Lo bueno que tienen los sistemas de control de acceso es que en su mayoría son muy flexibles y se pueden adaptar según tus necesidades concretas. Si no sabemos cuáles son los detalles concretos de tu situación, es imposible especificar qué tipo de control de acceso o método de identificación es el mejor para ti. Ponte en contacto siempre con un profesional para obtener asesoramiento detallado e indicaciones que te ayuden a sacar el máximo partido de tu sistema de control de acceso.

Contacto